google6fa3c6e345025a32.html
La emigración de cada uno

La emigración de cada uno

Hoy tengo nublada la sonrisa,
país de nube, país de tiza.
Piero

La búsqueda de mejores condiciones de vida ha empujado a la humanidad a desplazarse de continente en continente, poblando la tierra tal como hoy la conocemos. Es un fenómeno globalizado, social e individual que afecta tanto a la economía como a la cultura y la salud. La comunicación y la franqueza son fundamentales para mantener la salud física y psíquica de las personas y de las sociedades en las que ocurre y para proteger de sus efectos a las generaciones siguientes. Y puedo hablar en primera persona, porque emigré por primera vez a los diez años.

Las palabras que callamos regresan distorsionadas

“Movilidad exterior”, “emprendedores en busca de oportunidades”, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “quien no encuentra trabajo es porque no quiere”, “los parados son unos estafadores”, “brotes verdes”, “crecimiento negativo”. Hipérboles, eufemismos. Estamos tan habituados a ellos que al reconocer uno nuevo sonreímos. Hemos aceptado que se trata de una práctica inherente a la política, más o menos necesaria para mantener alta la moral. Pero las palabras que no pronunciamos regresan distorsionadas. Como un búmeran. Y hacen daño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies