google6fa3c6e345025a32.html

¡Ah! Cuántas botellas. En Mantequería “Lafuente” los escaparates están ocupados de lado a lado, de arriba a abajo. Qué afán por la geometría: cada botella está repetida por triplicado. Da sensación de abundancia. Busques lo que busques siempre lo encontrarás, están bien surtidos. Lo que más abunda son las botellas de vino, pero también venden whisky y cervezas.

¡Todavía tienen los precios en pesetas! ¡Pero quién compra aquí, que hace la cuenta en pesetas! Viejecitas no serán, digo yo.

Serán ejecutivos de etiqueta que gustan de comprar en las tiendas de siempre, como su padre, su abuelo. Ejecutivos que pese al traje gris o que no lo sea tanto, quieren olvidar su mundo para la cena. Ejecutivos organizados y responsables que gustan del orden, como el de esas botellas de las estanterías de los escaparates. Después, ya en casa, prescindirán de uniforme para una cena romántica: las velas, las copas y el vino Viña Ardanza, a 16,70 euros.

10/08/2004

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies