google6fa3c6e345025a32.html

Madrid blanca, salada y pálida como si hubiera mar y una orilla con espuma de olas. Madrid blanca, pavimento con sal triturada por neumáticos que pasan una vez y otra. Asfalto blanquecino como el cielo anublado, sal en los labios, en la lengua, en la mirada. (Domingo: máxima 2º mínima -5º)

10/01/2010

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies