google6fa3c6e345025a32.html
¿No depende todo de nuestra interpretación
del silencio que nos rodea?
Lawrence Durrell, Justine

 

“Movilidad exterior”, “emprendedores en busca de oportunidades”, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “quien no encuentra trabajo es porque no quiere”, “los parados son unos estafadores”, “brotes verdes”, “crecimiento negativo”. Hipérboles, eufemismos. Estamos tan habituados a ellos que al reconocer uno nuevo sonreímos. Hemos aceptado que se trata de una práctica inherente a la política, más o menos necesaria para mantener alta la moral. Pero las palabras que no pronunciamos regresan distorsionadas. Como un búmeran. Y hacen daño.

 

Lo que no se cuenta, lo que se oculta o se disfraza, posiblemente para proteger a otros miembros de la familia, regresa en forma de búmeran y cae sobre nuestros descendientes. Hoy se sabe que los efectos de esa comunicación con “ruido” perduran durante tres generaciones. La psicoanalista Haydée Faimberg lo ha bautizado telescopaje de las generaciones”.

 

Faimberg toma el concepto teléscopage del francés, donde es de uso cotidiano. En español se utiliza en el campo de la tecnología y significa el momento en el que dos materiales coinciden o se mezclan. De uno se conocen todas las propiedades, del otro no, pero forman un todo. Aplicado a las familias, el telescopaje ocurre cuando una relación intergeneracional padre-hijo habitual se junta con una relación transgeneracional anómala (un secreto, una historia edulcorada, una mentira, proveniente de la generación anterior). Esa conjunción produce unos síntomas que quien los padece no puede explicar: pánico a los viajes sin motivo aparente, descontrol en los gastos, incapacidad para mantener una relación de pareja, fracaso en los estudios.

 

Comencemos a llamar a las cosas por su nombre, porque el silencio también es comunicación, pero distorsionada.

 

“Sepan que olvidar lo malo también es tener memoria”.
José Hernández, Martín Fierro

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies